El dominio del inglés es imprescindible para un buen futuro académico, personal y profesional.

Hablamos del idioma más internacional de todos, que es necesario tanto para poder viajar y favorecer las relaciones interpersonales, como para acceder a la universidad o conseguir un buen empleo.

Una buena escuela de inglés suele contar con varios factores, uno de ellos es, sin duda, profesores bilingües o nativos, estos influyen positivamente en el aprendizaje porque nos permiten sumergirnos más en el idioma, ya que tienen un mayor conocimiento de la cultura inglesa y coloquialismos al hablar.

Además los profesores nativos de nuestra escuela nos ayudaran muchísimo a reforzar la parte oral del idioma.

Otro factor a tener en cuenta es contar con pocos alumnos por clase, esto permite recibir la atención necesaria y así aprender a buen ritmo.

Es importantísimo, a la hora de enseñar, combinar las cuatro destrezas de una lengua: listening, reading , speaking y writing.

Aprender de forma divertida, a través de juegos, canciones, películas. Las clases dinámicas nos permiten estar atentos sin aburrirnos y seguir prestando atención.

Contar con profesores correctamente cualificados, no solamente nativos, con una amplia experiencia en enseñanza para proporcionar a los alumnos una enseñanza de calidad.

Profesores involucrados en el proceso de aprendizaje de sus alumnos que estén siempre pendientes y con ganas de enseñar.

El aprendizaje de un idioma no está reñido con la diversión, cuanto más amenas sean las clases, más fácil será el proceso de adquisición de la nueva lengua.

 

Síguenos en Facebook

Diseñado y desarrollado por Ctrl Innova